5+1 consejos para el líder ante la innovación

La innovación es un elemento capital para la competitividad de las empresas. Las decisiones al respecto que tomen los líderes van a afectar a las empresas más, y por mucho más tiempo de lo que se cree. Por ello, Tommaso Canonici, socio fundador y director general de Opinno Europa, ofrece 5 + 1 consejos fundamentales para el líder innovador.

Decisiones e innovación

Según Canonici, las decisiones sobre innovación que tomen hoy las empresas van a afectarles mucho más de lo que se cree. Para explicar el verdadero alcance de esas decisiones pone el ejemplo de los motores del Space Shuttle. En todas las versiones del cohete, es lo único que no ha cambiado. ¿Por qué? Porque se fabrican en Utah y tienen que transportarse a Cabo Cañaveral. El transporte se hace en tren y los cohetes no pueden superar las dimensiones de los túneles que hay que atravesar en el trayecto. La anchura de los túneles viene determinada por la de las vías, las cuales tienen la anchura de una calzada romana. Ésta venía determinada por la distancia necesaria para que dos caballos pudieran caminar juntos. Así es que algo tan lejano en el tiempo como las vías romanas determina el tamaño de los motores del Space Shuttle.

Canonici, a continuación, ofrece 5+1 consejos, extraídos del libro «El líder ante la innovación», escrito conjuntamente con Antonio Núñez, socio y consejero delegado de Parangon Partners, que considera muy importantes para el líder innovador. El primero es que el CEO como responsable único de la toma de decisiones es ineficaz y peligroso. A la hora de innovar, el poder distribuir la capacidad de toma de decisiones impide que se produzca el efecto amígdala. Este efecto puede bloquear a la persona en situaciones de incertidumbre.

Emprendimiento interno

Segundo consejo: hasta dónde sea posible, el líder debe inspirar en la organización una actitud de emprendimiento. Da igual cual sea su modelo de negocio, porque va a tener una fecha de caducidad. Por este motivo, las organizaciones necesitan intraemprendedores que aporten las ideas para seguir sobreviviendo.

Tercer consejo: la innovación ha de formar parte de la agenda del presidente y del consejo. Cuando el capital es escaso, invertir en eficiencia genera un 6% más de valor, pero invertir en innovación genera cinco veces más valor. El problema reside en que la mayoría de los consejeros cursaron su MBA cuando el capital era caro y había que apostar por la eficiencia. Ahora, en cambio, hay que entender que las cosas han cambiado.

Tecnología y cultura corporativa

Cuarto consejo: en esta nueva realidad, el flujo de aparición de nuevas cosas no se detiene. El sentido común le permitirá al CEO filtrar lo que vale y lo que no vale. No se trata de incorporar la última tecnología, sino de cambiar todo lo que viene detrás, la mayoría de las veces personas. Las culturas corporativas no son estáticas, sino que evolucionan con el tiempo y se pueden cambiar. Pero para transformar una organización es preciso que las personas también quieran, sepan y puedan cambiar. Esto implica enseñarles a innovar.

Quinto consejo: innovar es entender los cambios en las necesidades de los clientes. El ADN de la empresa innovadora se compone de ser capaz de adelantarse a las tendencias, pensar en sus clientes, ser ágil y que todo el mundo en su seno innove.

Inspirar a los demás

Último consejo: para cambiar e innovar hace falta entusiasmar a la gente. El papel del CEO es inspirar a los demás, pero es el único que tiene una perspectiva global. Ahora bien, no hay que olvidar que aunque el líder es la única persona de la organización que tiene esa visión de conjunto, necesita apoyarse en sus equipos para sacar adelante sus ideas y sus planes.

Para concluir su visión de lo que es un líder innovador, Canonici trajo a colación una frase de un inmigrante italiano en Estados Unidos: “Salí hacia Estados Unidos pensando que las carreteras iban a ser de oro, pero cuando llegué allí ni eran de oro, ni había carretera. Me estaban esperando a mí para construirlas”.

Acceda a la conferencia completa

“La Fundación Rafael del Pino no se hace responsable de los comentarios, opiniones o manifestaciones realizados por las personas que participan en sus actividades y que son expresadas como resultado de su derecho inalienable a la libertad de expresión y bajo su entera responsabilidad. Los contenidos incluidos en el presente resumen, realizado para la Fundación Rafael del Pino por Emilio J. González, son resultado de los debates mantenidos en el encuentro realizado al efecto en la Fundación y son responsabilidad de sus autores.”